Aquí aprenderás que es la espondiloartrosis, una enfermedad que afecta a las lumbares y a las cervicales, todos los síntomas, causas y tratamientos de los dos tipos de espondiloartrosis que existen en medicina.  ☝ Prepárate para saber todo sobre la osteoartritis o espondiloartrosis.

 

Qué es la Espondiloartrosis?




La osteoartritis también se conoce como enfermedad degenerativa de las articulaciones. Es una condición en la cual el cartílago protector que amortigua la parte superior de los huesos se degenera o se desgasta. Esto causa hinchazón y dolor. También puede causar el desarrollo de osteofitos o espolones óseos y hay dos tipos, lumbar y cervical (Pasa a espondiloartrosis cervical directamente clicando aquí).:

 

ESPONDILOARTROSIS LUMBAR

Acceso rápido: QUÉ ES | SÍNTOMAS | CAUSAS | TRATAMIENTO

 que es espondiloartrosis lumbar

Qué es la espondiloartrosis lumbar o dorsal?

 

La osteoartritis de la columna vertebral, lumbar o dorsal es una descomposición del cartílago de las articulaciones y discos en el cuello y la parte baja de la espalda.




Suele afectar en muchas ocasiones a l5 y s1, por ello buscamos espondiloartrosis lumbar l5 s1.

Algunas veces, la osteoartritis produce espolones que ejercen presión sobre los nervios que salen de la columna vertebral. Esto puede causar debilidad y dolor en los brazos o piernas.

La espondiloartrosis u osteoartritis de la columna vertebral es una enfermedad degenerativa del cartílago articular que puede afectar el cuello uterino dorsal, lumbar o… Las causas de esta afección pueden incluir edad, trauma, deformidad espinal..

 

ANTES DE CONTINUAR LEYENDO LAS CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTOS DE LA ESPONDILOARTROSIS LUMBAR, TE DEJAMOS UN VÍDEO INTERESANTE! 😉

 

 

Quién puede sufrir de espondiloartrosis lumbar?

 

En general, la osteoartritis ocurre a medida que las personas envejecen. Las personas más jóvenes pueden contraerla por varias causas diferentes:

  • Lesión o traumatismo en una articulación.
  • Un defecto genético que involucra el cartílago.

Para las personas menores de 45 años, la osteoartritis es más común entre los hombres.

Después de los 45 años, la osteoartritis es más común entre las mujeres. La osteoartritis ocurre con más frecuencia entre las personas que tienen sobrepeso. También ocurre con más frecuencia en aquellos que tienen trabajos que ponen tensión repetitiva en ciertas articulaciones.

 

Sintomas de la espondiloartrosis lumbar:

 

  • Dolor. La articulación puede doler durante o después del movimiento.
  • Sensibilidad. La articulación se puede sentir sensible cuando se le aplica una ligera presión.
  • Rigidez. La rigidez articular puede ser más notoria cuando usted se despierta en la mañana o después de un período de inactividad.
  • Pérdida de flexibilidad. Es posible que no pueda mover la articulación a través de toda su amplitud de movimiento.
  • Sensación chirrido. Es posible que escuche o sienta una sensación chirriante al usar la articulación.
  • Espolones óseos. Estos pedazos adicionales de hueso, que se sienten como bultos duros, se pueden formar alrededor de la articulación afectada.

 

Causas de la espondiloartrosis en la espalda:

 

La osteoartritis ocurre cuando el cartílago que amortigua los extremos de los huesos de las articulaciones se deteriora gradualmente.

El cartílago es un tejido firme y resbaladizo que permite un movimiento articular casi sin fricción.

En la espondiloartrosis, la superficie resbaladiza del cartílago se vuelve áspera. Eventualmente, si el cartílago se desgasta completamente, usted puede notar la rozadura del hueso.

 

Tratamiento de la espondiloartrosis lumbar:

 

No hay cura para la osteoartritis de la columna vertebral.

El objetivo del tratamiento es aliviar el dolor y mejorar la movilidad de la articulación afectada.

 

Espondiloartrosis lumbar sin cirugía




Su médico puede discutir con usted las posibles opciones de tratamiento. Los casos leves de osteoartritis de la columna vertebral pueden responder a medicamentos de venta libre como el acetaminofeno (Tylenol). Tome esta medicación con prevención para evitar daño de hígado.

También puede aliviar el dolor y la inflamación con ibuprofeno (Advil) y naproxeno sódico (EC-Naprosyn).

Los efectos secundarios de estos medicamentos incluyen malestar estomacal, problemas de sangrado y daño a los órganos, por lo que es importante tomarlos como se indica.

Si los síntomas no responden a los medicamentos de venta libre, el médico puede sugerir el uso de antidepresivos para tratar el dolor crónico.

Otra opción es una inyección de corticosteroides directamente en las articulaciones afectadas.

 

Espondiloartrosis lumbar con cirugía

La cirugía no es un tratamiento común (a no ser que sea ya espondiloartrosis generalizada grave) para la OA de la columna vertebral, pero en casos graves el médico puede recomendar un procedimiento para reemplazar los discos dañados en la columna vertebral. Se hace cuando la espondiloartrosis produce incapacidad permanente total.

 

Otras terapias para tratar y hacer frente a la osteoartritis de la columna vertebral incluyen:

 

  • Ejercicios suaves (por ejemplo, tai chi y yoga) para reducir el dolor y mejorar el rango de movimiento en el cartílago restante.
  • Terapia de calor o frío.
  • terapia ocupacional y física

 

 

ESPONDILOARTROSIS CERVICAL

Acceso rápido: QUÉ ES | SÍNTOMAS | CAUSAS | TRATAMIENTO

que es espondiloartrosis cervical

Qué es la a espondiloartrosis cervical?

 

La espondiloartrosis cervical también se denomina osteoartritis cervical o osteoartritis de cuello. Suele afectar a espondiloartrosis cervical c5 c6, por ello normalmente buscamos la espondiloartrosis acompañado de cervical c5 c6.

Es una afección que repercute en cambios en los huesos, los discos y las articulaciones del cuello.

 


 

Causas de la espondiloartosis de cuello?

 
Estos cambios son causados por el desgaste normal del envejecimiento. Con la edad, los discos de la columna cervical se descomponen gradualmente, pierden líquido y se vuelven más rígidos.

La espondilosis cervical generalmente ocurre en personas de mediana edad y de edad avanzada.

Como resultado de la degeneración de los discos y otros cartílagos, se pueden formar espolones o crecimientos anormales llamados osteofitos en los huesos del cuello. Estos crecimientos anormales pueden causar estrechamiento del interior de la columna vertebral o en las aberturas por donde salen los nervios espinales, una afección relacionada llamada estenosis espinal cervical.

La espondilosis cervical (se le llama espondilosis o espondiloartrosis cervical) con mayor frecuencia causa dolor y rigidez en el cuello. Aunque la espondilosis cervical rara vez es progresiva, la cirugía correctiva puede ser útil en casos graves.

 

Sintomas de la espondilosis cervical

 

Los síntomas de la espondilosis cervical incluyen:

  • Rigidez y dolor en el cuello
  • Dolor de cabeza que puede originarse en el cuello
  • Dolor en el hombro o en los brazos
  • Incapacidad para girar completamente la cabeza o doblar el cuello, algunas veces interfiriendo con la conducción
  • Ruido o sensación de rechinamiento al girar el cuello
  • Los síntomas de la espondilosis cervical tienden a mejorar con el reposo.
  • Los síntomas son más severos en la mañana y de nuevo al final del día.

Si la espondilosis cervical produce presión sobre la médula espinal (estenosis cervical), puede ejercer presión sobre la médula espinal, una afección llamada mielopatía cervical.

Los síntomas de la espondilosis cervical con mielopatía incluyen:

 

  • Hormigueo, entumecimiento y/o debilidad en los brazos, manos, piernas o pies
  • Falta de coordinación y dificultad para caminar
  • Reflejos anormales
  • Espasmos musculares
  • Pérdida de control sobre la vejiga y el intestino (incontinencia)

Otra posible complicación de la espondilosis cervical es la radiculopatía cervical, cuando los espolones óseos presionan los nervios al salir de los huesos de la columna vertebral.

El síntoma más común de la radiculopatía cervical es el dolor que baja a uno o ambos brazos.

 

Tratamiento para la espondiloartrosis o espondilosis cervical

 

Las opciones de tratamiento para la espondiloartrosis cervical suelen depender de la gravedad de los síntomas y de la frecuencia con que interrumpen tu vida diaria.

Con mucha frecuencia, las opciones de tratamiento sin cirugía son suficientes para controlar la osteoartritis cervical.

En los casos en que el dolor empeora y varios métodos de tratamiento han demostrado ser ineficaces durante un período de 6 a 12 semanas, la cirugía puede considerarse como un último recurso.

 

Tratamientos sin cirugía

Si los síntomas de la osteoartritis cervical son leves, los tratamientos comunes incluirán uno o más de los siguientes:

Descanse cuando los síntomas aparezcan. Algunas veces, limitar los movimientos del cuello por un corto tiempo, como por una tarde o un día, es suficiente para dejar que la inflamación disminuya y el dolor se disipe.

Terapia de frío y/o calor. Algunas personas prefieren una solución fría, especialmente después de una actividad que produce dolor, para minimizar la inflamación. Otros pacientes prefieren calor, como una almohadilla o envoltura térmica; o calor húmedo, como una envoltura térmica húmeda para el cuello o un baño o ducha caliente.

Medicamentos de venta libre. Los antinflamatorios no esteroides (AINES), como el ibuprofeno (p. ej. Advil), el naproxeno (p. ej. Aleve) o los inhibidores de la COX-2 (p. ej. Celebrex) pueden ayudar a aliviar el dolor de la inflamación que generalmente acompaña a la artritis. El acetaminofeno (p. ej. Tylenol) es otro analgésico de venta libre que podría ayudar.

 

Tratamiento más fuerte para la espondiloartrosis de cuello

Si los síntomas de la osteoartritis cervical son más fuertes / molestos y persistentes, otras opciones de tratamiento podrían incluir:

Modificación de la actividad. Algunas veces, limitar o eliminar ciertas actividades puede prevenir el peor de los dolores. Por ejemplo, una persona que suele tener dolores en natación, no debería ir mientras suceden.

Cada persona es diferente en cuanto a qué actividades podrían ser más problemáticas para desencadenar los síntomas de la osteoartritis cervical.

Fisioterapia. Un fisioterapeuta u otro profesional médico puede crear un programa de ejercicios y estiramientos que se dirija a las necesidades específicas del paciente.

Cuando los músculos del cuello se vuelven más fuertes y flexibles, es menos probable que se espasmódicen y causen dolor.

Medicamentos recetados. Un médico puede recetar opiáceos, también llamados narcóticos, que bloquean los receptores del dolor en el cerebro.

Otra opción podrían ser los relajantes musculares recetados, que reducen los espasmos musculares dolorosos en el cuello y los músculos circundantes. Los analgésicos recetados tienden a ser una solución a corto plazo y no se recomiendan de manera continua.

Radiofrecuencia (RFA). Un procedimiento RFA mínimamente invasivo suministra calor desde la punta de una aguja para crear lesiones en los nervios pequeños que se alimentan de la articulación facetaria.

Este procedimiento evita que estos nervios envíen señales de dolor al cerebro. Si bien la RFA es capaz de proporcionar un alivio más duradero que un bloqueo del nervio de la rama media o la inyección de la articulación facetaria, sigue siendo una solución temporal porque los nervios probablemente se regenerarán en un año o dos. RFA por lo general no se intenta hasta que un bloqueo del nervio de la rama medial y / o la inyección de la articulación facetaria ha tenido éxito para el paciente y por lo tanto identificó la articulación facetaria como la causa probable de dolor.

Magnetoterapia. Se dice que son sesiones y tratamientos de magnetoterapia (terapia con imanes) también se alivia el dolor.

 

Tratamietos que requieren cirugía

 

Disectomía y fusión cervical anterior (DCAF). Un cirujano se acerca a través de la parte frontal del cuello y quita el disco a nivel vertebral donde los cambios degenerativos están causando síntomas severos. Luego se reemplaza el disco con un espaciador que mantiene la altura suficiente para que las raíces del nervio cervical pasen sin obstáculos, y se fusiona el nivel vertebral para que no haya más movimiento (ni degeneración). Estos tratamientos son a causa de espondiloartrosis y deriva en incapacidad permanente total.

 

Laminectomía cervical posterior. Un cirujano se acerca a la columna cervical desde la parte posterior del cuello y extirpa la parte posterior de la vértebra (proceso laminar y espinoso) para dar más espacio y descomprimir la médula espinal. Si la estabilidad de la columna vertebral es una preocupación, la laminectomía se puede combinar con una fusión espinal.

 

Esperemos que hayas aprendido todos los secretos, causas, síntomas y tratamientos tanto de la espondiloartrosis cervical como de la espondiloartrosis dorsal, comparte este valioso contenido 😉